News

Choferes del puerto, trabajadores de “gig-economy” tienen mucho en común

By Rachel Uranga, Long Beach Press Telegram

En un buen año, Jose Portillo (unos de los choferes del puerto) puede llevar $80,000 en un año.
Pero el abuelo dice que solamente lleve a casa $25,000 después de pagar la gasolina, seguro, los impuestos, y tarifas de alquiler por el camión que el maneja.

Portillo es un contratista independiente. Él y otros choferes, quejando que no tienen días de vacaciones, horas extra pagada,  o compensación de trabajo por si hay un accidente, han trabajado con la unión para llevar una demanda en contra de los compañías de transporte, reclamando que si son empleados.

Pero esto problema no es algo nuevo. Desde la desregulación de los 1980s, del modelo de usar contratistas ha dominado la industria de transporte.
Pero choferes como Portillo ahora comparten el camino, y tienen mucho en común con un nuevo tipo de trabajadores.

Los que aceptan trabajo temporales.

Llamado por un aplicación de compañías como Uber, Lyft, y Task Rabbit, ellos hacen sus propios horarios, están pagado electrónicamente, escojen sus propias opciones de pago-por-trabajo, y tienen más libertades que los trabajadores tradicionales, animadores dicen.

“La digitalización lo hace más fácil para que personas ofrezcan sus servicios más fácilmente,” dijo Christine Cooper, la vicepresidente mayor del economía del condado del Los Angeles (la corporación de desarrollos económicos del condado de Los Ángeles)  y un economista laboral entrenado.

Pero los que abogan por los trabajadores dicen que estos empleadores de la nueva-era, como algunas compañías de transporte de las tres décadas pasadas, están simplemente recortando de costos mediante la eliminación de los beneficios y protecciones de los trabajadores.

“Cuando llaman a trabajadores contratistas independientes lo que significa es que la empresa ahorran hasta 30 por ciento de los impuestos laborales porque no tienen que cumplir con leyes de salario mínimo y pagos de tiempo extra,” dijo Rebecca Smith, subdirectora del centro nacional de leyes del empleo, que se han estudiado los problemas.

Choferes tradicionales y los trabajadores de Uber igual podrían estar en un cruce de caminos. Los estudiosos y reguladores dicen que el torrente de litigación ha desatado una lucha de la cuerda legal sobre el futuro de supuesto “arreglos de trabajo alternativos.”

LAS BATALLAS LEGALES ABUNDAN

 Aunque parece de dos eras diferentes, compañías de transportes y aplicaciones para distribuir trabajo tienen algo en común – litigación.

La fundación de la herencia, un centro de estudios conservativo, concluyó en un informe reciente que las abundantes demandas recientes de trabajadores podría socavar la economía de trabajadores temporales.

“Yo creo que las demandas han creado un montón de tensión con estos problemas,” dijo Shannon Liss-Riordan, un abogado que ha representado casi 385,000 choferes de Uber en demandas colectivas que desafió el modelo de pago independiente de la compañía basado en San Francisco, en California y Massachusetts.

En Agosto, una juez federal rechazó un acuerdo de $100,000,000 acordado por los abogados en el caso de Uber, preocupado que todavía dar de menos en la vuelta a los choferes. Pero, ella dijo que estas demandas tienen efectos residuales.

“Ha llevado a muchas empresas a cambiar,” ella dijo, “que no quieren luchar contra los gastos legales y correr el riesgo de un fallo enorme potencial.”

Liss-Riordan dijo que el modelo de trabajo temporal no es muy diferente de las compañías de transportes en el sur de California que han sido multados por no reconocer a sus choferes como empleados.

“Esta supuesta economía de trabajo temporal,” Liss-Riordan dijo, “donde la compañía de tecnología despachan a sus trabajadores por un aplicación, ellos no están haciendo algo nuevo. Ellos simplemente han añadido tecnología a la mezcla.”

Mientras tanto, los años de grandes esfuerzos de los Teamsters con la focalización de compañías de transporte en los puertos también han sido reforzados por una serie de victorias legales por los choferes. Desde 2011, los oficiales de la unión han contado 300 casos donde la comisión de leyes laborales del estado de California falló en favor de los choferes, originando un total de $35 millones en atrasos y penalidades.

“La marea está cambiando,” dijo Smith del centro nacional de leyes del trabajador.

LIBERTAD O EXPLOTACION?

 Nadie está de acuerdo en cuántos trabajadores en la economía de E.E.U.U. son contratistas independientes, pero el estimado son tanto como 68 millones de trabajadores.

Uno de los mejores estudios considerados por economistas Lawrence Katz y Alan B. Krueger, quienes investigaron a los “arreglos de trabajos alternativos” como trabajadores temporal, y contrato disponibles por la oficina nacional de estudios de económia. Publicado en Marzo, el estudio encontró que estos trabajadores formaron 16 por ciento de los trabajadores en 2015. Eso es más que el 10 por ciento sólo una década antes eran 0.5 por ciento estaban trabajando a través de un aplicacion como Uber.

“Tradicionalmente, encontramos esto en la industria de construcción, dijo Ruben Rosalez, el administrador de la región occidental por el departamento de labor de salarios y horas de estados unidos. “Ahora estamos encontrándolo prácticamente en todas las industrias.”

Entonces que es un contratista independiente? La ley es multifacética y llena de la sutileza. Pero una consideración importante es el grado de dependencia que una trabajador tiene con una compañía específica.

“Un contratista verdaderamente independiente podría establecer sus propios precios y hacer sus propias horas,” dijo Rosalez, quien trabaja con la división que hace cumplir las leyes federales. “Ellos estarían en control de sus trabajo, y sus horas.

Sin embargo, en los casos de choferes que la división investigó encontraron consecuentemente que los trabajadores eran empleados.

“La gran mayoría de las personas que son contratistas independientes y personas de libre dedicación aman lo que hacen,” dijo Rick Wartzman, un asesor de alto rango en el Drucker Institute de Claremont Graduate University.

“La economía de trabajo temporal es una reflexión de cómo hemos ido de un lugar de trabajo en los 1950s, 1960s, y a los 1970s – entrenando a los trabajadores, pagando buenos salarios, dando buenos beneficios incluyendo una pensión garantizada.

“Fundamentalmente, se ha producido una avería real en los últimos 30 años del contrato social entre el empleador y el empleado,” dijo Wartzman, autor del libro que viene “El fin de la Lealtad: La subida y la caída de buenos empleos en los Estados Unidos.”

“Si estás buscando la flexibilidad, es genial,” él dijo. “Si estás buscando seguridad, no es genial.

EL CAMINO POR DELANTE

Para Portillo, el caso está jugando fuera en el centro de la ciudad en Los Angeles, donde la junta nacional de relaciones laborales está decidiendo si la compañía con quien trabaja debería haberle contado como un empleado.

“La verdad es, que esto no es justo,” dijo el chofer de 45 años, que por años se han llevados todo desde bolsas de lujos hasta televisiones plasma. “Soy empleado, pero ellos no quieren aceptarlo,” dijo Portillo.

Representantes para la Intermodal Bridge Transport, que tiene seis más locaciones y esta operado por el cuarto transportista marítimo más grande, China Ocean Shipping Co, rechazó hacer comentarios.

Los abogados de los choferes dijeron que el caso podría cambiar la industria. Pero algunas compañías de transporte contienden que los cambios costará dinero y la eficacia, y costaran a los choferes su libertad y flexibilidad.

Weston LeBar, el director ejecutivo por la asociación de transporte por carretera del puerto, dijo que contratistas independientes que poseen sus propios camiones pueden hacer buen dinero trabajando por múltiples empresas.

Él dijo que autónomos tienen más probabilidades de ser más eficiente que los empleados con horarios, que no tienen incentivo para llevar los camiones de carga tan pronto como los que se les paga por la carga.

David Bensman, un profesor del el escuela del empresariado de Rutgers, no está de acuerdo.

“Si las compañías tendrían que pagar a sus empleados por hora, entonces tendrían incentivo de reducir la cantidad de tiempo que los choferes están esperando en los puertos,” él dijo.

En lugar de esto, “ellos están colocando el costo a los choferes desde asegurándose de que su pago se quede bajo.”

Nadie espera cambios rápidos, tanto como los choferes o los trabajadores temporales.

Se trata de un problema complejo, dijo Cooper, y las empresas, el gobierno, las cortes, y el mercado todos pesan sobre los resultados.

Hasta entonces, el debate perdurará, y el lugar de trabajo se va a continuar cambiando.

“Las cosas están todavía cambiando,” dijo Cooper. “No hemos dado cuenta de todo esto.”

 

Leer el artículo completo en Inglés / Read full article in English