News

Compañías de Transportes Solicitan Protección bajo la Amnistía por Mala Clasificación de Empleados

Camiones del puerto trabajando en una terminal del puerto de Long Beach.

Mientras que dos compañías de transporte con sede en California han aceptado un acuerdo de amnistía para las compañías de camiones que se alega han mal clasificado a empleados, una agencia de EE.UU. ha dictaminado que otra empresa de transporte impropiamente clasificó sus conductores como contratistas independientes.

El programa de amnistía ha permanecido durante meses y nadie le hace caso. Sin embargo, recientemente,  Shippers Transport Inc. y Gonzalo Trucking Inc. solicitaron la amnistía bajo el Programa de Amnistía de Autotransportes, Paola Laverde, portavoz de Departamento de Relaciones Industriales de California, dijo a Trucks.com.

El programa permite a las compañías de transporte pagar los salarios, beneficios y los impuestos adeudados a los conductores mal clasificados y cambiar su estatus de trabajo de contratista independiente a empleados. A cambio, las compañías de transporte serían absueltas de cualquier responsabilidad que pudiera resultar en multas y otras sanciones.

La agencia de California no dio detalles sobre cuántos conductores se ven afectados y cuanto las compañías de camiones tendrán que pagar en salarios atrasados y beneficios.

La amnistía expira: el 1 de enero, de 2017.

El problema de la mala clasificación se ha convertido en una amarga batalla legal, enfrentando a los conductores en contra de las compañías de camiones en los tribunales de California y en los piquetes en los puertos en los EE.UU.

En un fallo hecho hace meses, pero que apenas se dio a conocer la semana pasada, la Junta Nacional de Relaciones del Trabajo encontró que  Pacífic 9 Transport, con sede en Carson, Calif., participo en una práctica laboral injusta por la clasificación errónea de sus conductores como contratistas independientes.

El memorando de agosto 26, emitido por Barry Kearney, consejero general asociado de la División del Consejo Asociado de Asesoramiento del NLRB, dictaminó que los conductores eran en realidad empleados de la empresa. Kearney encontró que Pac 9 interfirió y “restringió a los conductores en la gestión de sus derechos  de la Sección 7 que permiten a los empleados a sindicalizarse.” Él dijo que los empleadores no están autorizados a “interferir, restringir o forzar a los empleados en el ejercicio de sus derechos”.

Desde finales del 2012, el sindicato Teamsters ha llevado a cabo una campaña de organización entre los choferes de  Pac 9, presentando más de 60 reclamos de salarios y horas ante la Comisión de Trabajo del Estado de California en nombre de los conductores.

A finales del 2013, los Teamsters presentaron una acusación en contra de Pac 9, alegando que la compañía amenazó con cerrar sus puertas si los conductores formaban su sindicato. En marzo del 2014, Pac 9 entró en un acuerdo informal acordando publicar un “Aviso a los empleados.” Un mes más tarde, sin embargo, Pac 9 supuestamente distribuyó un memorándum a sus conductores que decía que sólo “tenía dueños-operadores y contratistas independientes bajo contrato.”

Michael Manley, abogado de la División de los Puertos de los Teamsters, dijo que esta es la primera vez que la teoría de la práctica laboral injusta que implica la mala clasificación – que ahora se llama la teoría de Pac 9 – ha sido probada por el NLRB.

“Esta teoría podría tener un gran impacto en la industria portuaria en California y en todo el país”, Manley dijo a Trucks.com. “Ya hemos aplicado la teoría Pac 9 en otros cuatro casos que están siendo litigados. Creo que estamos en las primeras etapas de esta teoría. Pero digamos que el NLRB adopta esta teoría, y se convierte en especie de la ley de la tierra. Habrá un montón de consecuencias para los empleadores que mal clasifican a sus trabajadores”.

Ronald W. Novotny, abogado de Pac 9, calificó la decisión del NLBR una “extralimitación típica de esta agencia del gobierno”, y dijo que la teoría de la responsabilidad legal es “sin precedentes en su historia de 80 años.”

“Hay una buena razón para eso, porque decidir cómo clasificar  empleados es una de las decisiones más difíciles que un empleador puede hacer, y no debería ser sujeto a esta responsabilidad legal por hacer determinaciones de buena fe;  de que alguien es un contratista independiente,” dijo Novotny a Trucks.com.

“A diferencia de otras prácticas injustas de trabajo, también es algo que no puede ser reconocido de antemano durante la audiencia del NLRB, en cuanto a la determinación de la junta laboral de que si los empleados fueron clasificados erróneamente vendrá solamente al final de un largo proceso”, dijo.

Los Teamsters siguen trabajando con Pac 9 y han entrado en un acuerdo con la empresa, de acuerdo con Manley. Pac 9 se acogió a la protección del Capítulo 11 de la bancarrota a finales de abril después de que la Comisión de Trabajo de California le ordenara pagar casi $ 7 millones en salarios atrasados a los conductores en diciembre del 2015.

“Proporciona un camino para que los conductores se conviertan en empleados y un camino para nosotros para resolver preguntas  acerca de que si esos conductores quieren ser representados”, dijo Manley acerca del trato de Pac 9.

Los Teasmters también ingresaron en un acuerdo con Laca Express, que ya no está en el negocio por razones no relacionadas, dijo Manley. Otros casos en los que está involucrado incluyen Intermodal Bridge Transport, así como XPO Cartage y XPO Port Services Inc. Conductores de XPO han peticionado por la representación de los Teamsters en cuatro locaciones en cuatro estados, incluyendo California.

Ejecutivos de la industria de transporte están alarmados por el creciente número de casos de mala clasificación traídos por los conductores del puerto. En mayo, Gary Schubert, presidente de Intermodal Bridge Transport, dijo que una serie de empresas de transporte “se irían a la quiebra en lugar de devolver el dinero que deben.”

Pero Manley dijo que la idea de tener a choferes  empleados en lugar de contratistas independientes “de que va a derrumbar a la industria portuaria” es simplemente falsa. Antes de la desregulación, la industria de acarreo del puerto dependía de los conductores empleados para sus operaciones diarias.

“Obviamente estamos interesados en que los conductores tengan empleos, y representarlos”, dijo Manley. “No estamos interesados en poner las compañías a la quiebra, y de hecho, Pac 9 es un ejemplo perfecto donde estamos perfectamente dispuestos a trabajar con una empresa en quiebra y seguir adelante.”

Desde 2011, los camioneros de California han presentado aproximadamente 800 reclamaciones salariales que alegan que han sido mal clasificados como contratistas independientes y se les niega beneficios, incluyendo salarios, pago de horas extras, seguro de desempleo y compensación al trabajador.

Los conductores han ganado más de $ 35 millones en más de 300 casos, y todavía hay 196 reclamos salariales pendientes, dijo Laverde.

Leer el artículo completo en Inglés / Read full article in English